sábado, 4 de julio de 2009

-197. Libre cierre de puertas.

Estas son las últimas de mi vida, la semana que recién terminó estuvo de lo más rara, fue algo así como un dos por uno, ni sé de dónde le saqué tantas horas a cada día, ni sabía que tenían tantas, terminé cansada.

Hace un rato hablaba con mi prima, dijo al inicio de la conversación: se que eres muy feliz y que no te interesa contaminarte de mi amarga tristeza, yo me quedé como o_Ó El lunes pasado me compré un libro, otro de Lispector, no sabía de ella hasta que visité Valencia a principios de mayo pasado, después de leer algunas líneas de pie frente al stand caí a sus pies. Tons, venía en el autobús de regreso a casa leyendo 'Por miedo a lo desconocido (fragmento)' y que me pongo a llorar. ¿Se los copio? Los lloricas como yo tenemos la suerte en verano de poder camuflar las lágrimas con gordas gotas de sudor.


Me lleva el cólico, chiquis. Todavía no estoy segura si prefiero que me vengan en finde o a mitad de la semana laboral, estoy fatal. Esta tarde dormí un montón, por eso ahora traigo ojos de plato. Soy tan ignorante, no tienen idea. Hoy, dando rienda suelta a mi esnobismo salí puntual a mi cita de las 22:25 con la filmoteca madrileña, nuestra primera de verdá. No sabía dónde estaba, ¡las pelis sólo valen €2,50! :D Pude comprobar que como se lee en algunos foros sobre ella (apúntenme y griten, ¡geek!, ya quisiera), el lugar está lleno de gafapastas de tiempo completo, yo aún soy intermitente, entré de encubierto como turista despistada y dentro, fuera luces, abrí el estuche y las saqué para leer los subtítulos, porque: estoy ciega, soy una insegura del inglés y el pinchi Blake (prota de Last Days, una de Gus van Sant que echaban hoy) habla súper bajito, súper, súper bajito. Es la peli del músico grunge con suéter a rayas negro y rojo, rubio, ojiazul, desilusionado, drogadicto, que se suicida en un invernadero. Podría no haber dicho ni 'mu', en su desgano sucede todo, ni importan sus balbuceos. Y ya, ojalá el día que yo me muera esté enamorada. Siempre están a punto de atropellarme, soy bastante despistada, el otro día mientras cruzaba con el iPod a tope me pasó cerca un autobús y yo pensé, eso que ya dije arriba. En la peli francesa de la semana pasada, la madre en tono sabiondo le dijo a su hija que ella conocía lo que era el grunge y sí, lo había buscado en el diccionario, jojojo. Reí mucho ya que yo cuando joven, todavía más ignorante que hoy, o sea, más, todavía más wannabe que hoy, con mucha más necesidad de aceptación, hice lo mismo para ver si así, con el conocimiento en la mano de eso que andaba en boca de la parte no ranchera, ni de banda, ni antrera, ni ñoña, de mi prepa, por cierto, ¡vaya pasados de moda que estaban!, podía integrarme al grupo o detener las constantes burlas sobre mi tímida persona. Encontré en mi Larousse Inglés-Español, Español-Inglés, una definición que según recuerdo tenía que ver con el sonido que hacían los camiones (¿?) o máquinas aplasta basura, qué lástima no tenerlo, actualmente en líne@ todas las definiciones son más o menos como ésta,

grunge

[gruhnj]  Show IPA
–noun Slang.
1.dirt; filth; rubbish.
2.something of inferior quality; trash: He didn't know good music from grunge.
3.a person who works hard, usually for meager rewards; grind.
4.a style or fashion derived from a movement in rock music: in fashion characterized by unkempt clothing and in music by aggressive, nihilistic songs.

Nihilistic songs, n_n Repito, en mis tiempos, ñe. 'En mis tiempos', la gente acá suele reír cuando digo cosas como 'del año de la canica' o 'del año del caldo', pero POR FAVOR, 'del año de la pera' o 'del año de la pana' es mucho más saca risas, ¿no?

Okay, además de ir al cine, entré a comer gazpacho, pizza, crepa de dulce de leche y tinto de verano a un argentino, escuché decir al camarero, un argentino auténtico, que él sabía algo de tango antes de venirse pero que no supo qué escuchaba hasta que estuvo acá. Comí rico, dejé casi tres euros de propina, nunca más dejaré propinas miserables, nunca, nunca las había dejado y no debí haber empezado acá, sí, acá.

Les diré otra cosa de Clarice, la chica del segundo párrafo, yo nunca busco fotos de escritores, ni de músicos, si acaso de actores pero bueno la busqué a ella para saber quién escribía y creo que en varias fotos se parece mucho a Amanda, a Amanda Palmer, otra chica que me gusta. Oye, es bien chafa llorar por la calle, ¿es chafa llorar cuando lees algo?, es chafa llorar a menudo porque comienza a perder sentido, es chafa llorar por la calle porque la gente es mirona, no sabe ver sin incomodar. Llorar en el cine me lo paso pero llorar al leer me parece excesivo, me hallo sensiblera.

Bajé cuatro kilos en diez días, ahora entiendo los comentarios repetidos sobre mi delgadez, estaba en 56 con ropa este jueves que pasó y eso no puede ser, andaba de nervios, sin darme cuenta dejé de comer, el martes dejé la mitad de las judías con patatas y sólo pude con una albóndiga y media cuando de normal me metería tres o cuatro. Cené un día de la semana, no comí pan, desayuné sólo leche si desayuné, pero hoy, hoy me he comido todo en una sentada. Hoy he tragado, me he dado al abuso de azúcar y leche, de aceite, de carbohidratos. ¿Alguna vez han probado las patatas a la riojana? Es un guiso exquisito que aprendí a hacer el viernes, son papas con chorizo versión caldo, versión 'plato de cuchara'. Así comenzó mi recuperación.

Hoy caminé sobre Huertas, el otro día ni con GPS habría llegado pero hoy di por casualidad, pasé frente a Casa Alberto, bebí un té helado en el Starbucks y aparecí en Gran Vía a media marcha gay, no es cierto, ya había acabado (resulta que sí, fue hoy). A media post-marcha del orgullo gay vi de frente a Eduardo Casanova el ultra maricón de Aída, me gusta, iba con un amigo, es como en la serie, :D 

No sé por qué no termino. Ah sí, me falta darles el update chungo del día, mi trabajo genial se evaporó esta tarde, por cosas y cosas siempre no se va a poder, mandé a otro, conseguiré otro, lo juro. Quiero que me acepten en un curso que solicité hace tiempo, eso me dará pila una semana, tengo tantas ganas de ir. Julio y agosto deberían estar bien, deseo ponerme a hacer ropa, ir al cine, probar mi nueva cámara, nadar y darle al hula-hula, me compré uno de colores. 

Vaya días.










(Originalmente iba a leer esta entrada, el post suponía una medio guía de todas las cosas que iba a contarles pero terminó en esto. Quería leer para... reírme un poco de mi voz de fresa, ;) Se acabó, parece).

2 comentarios:

Anonymous Totò Lazzzarini ha dicho...

Me recuerda a tu madre, ergo...

5 de julio de 2009, 12:31  
Anonymous aLe!barrera ha dicho...

Olvidé transcribir el pedacito...

Por miedo a lo desconocido.
(Fragmento)

Así que eso era la felicidad. Al prinicipio se sintió vacía. Después se le humedecieron los ojos: era felicidad, qué mortal soy, cómo me trasciende el amor por el mundo. El amor por esa vida mortal la asesinaba dulcemente poco a poco. ¿Y qué se hace cuando se es feliz? ¿Qué hago con la felicidad? ¿Qué hago con esta paz extraña y aguda que ya me está empezando a doler como una angustia y como un gran silencio? A quién doy mi felicidad, que ya empieza a desgarrarme un poco y que me asusta. No, ella no quería ser feliz. Por miedo de entrar en un terreno desconocido. Prefería la mediocridad de una vida que conocía. Después intentó reír para disimular la terrible y fatal elección. Y pensó con un falso aire de humor: <<¿Ser feliz? Dios da nueces a quien no tiene dientes>>. Pero no consiguió verle la gracia. Estaba triste, pensativa. Iba a volver a la muerte diaria.

Ta-chán, ahí lo tienen. Ahora, aplausos, ;)

5 de julio de 2009, 12:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal